01/05/2021
CRÓNICA GASTRONOMÍA

La puerta de Alcalá como reclamo

Redacción Ocio

Ahora los nuevos empresarios de la restauración han descubierto la formula “terraza” y han tomado las aceras de la famosa puerta. Uno de ellos “el patio” un bar que abrió sus puertas en 2019 definiéndose como una taberna "cósmico-cañí" y que cuenta ademas de con una diáfana sala decorada por el Sergio Mora, ganador de un Grammy Latino por el diseño del disco El poeta Halley de Love of Lesbian, con un espacio exterior con capacidad para 100 personas igual de colorido y envolvente que el interior, aunque con excesivo plástico en su decoración.

Su terraza está cubierta de toldos y vegetación y se ubica estratégicamente en la confluencia entre Serrano y la plaza de la Independencia con una panorámica de la puerta de Alcalá. Su carta incluye, para abrir boca, jamón Joselito y otros ibéricos de bellota, tabla de quesos, terrina de foie, laterío gourmet, propuestas de lo más veraniegas como salmorejo, ensaladilla rusa, ensalada de aguacate o tartar de atún rojo y tapas castizas como tortilla de patata, callos, buñuelos de bacalao, mejillones tigre, gambas rojas al ajillo o langostinos de Huelva con gabardina. Como opciones más de cocina la lubina a la sal, el rape con langostinos a la bilbaína o el arroz de almejas y lubina, y soberbias carnes como la hamburguesa de rabo de toro o la chuleta de buey.

Para beber, dispone de una excepcional bodega compuesta por 500 referencias de vino –30 de ellas por copa–, de un vermú en edición especial diseñado por Martini en exclusiva para Patio de Leones, de una cerveza de fermentación baja y cremosidad inigualable –no esta pasteurizada– que se sirve fresca y directamente de un barril de 1.000 litros, como en fábrica, y de un surtido de cócteles made in spain con nombres como el bloody mary de Marisol, "Corazón Contento", el margarita de Nino Bravo, "America, America", el cosmopolitan Lola Flore s, ‘A Tu Vera’ o el whisky sour de Esteso y Pajares, ‘El Binguero’. Además. Para un tardeo diferente, cuenta con una oferta de meriendas en la que sobresalen la tortilla de patata recién hecha y el chocolate con churros, situados entre los mejores de la capital y elaborados en el momento de manera artesanal por un maestro churrero de tercera generación que forma parte del equipo de cocina.